Seis Poderosas Estrategias Para Terminar Con Tus Complejos y Subir la Autoestima

Cuando estás acomplejada te sientes fea, no te gustas para nada, sientes que la ropa te queda mal, que no eres atractiva para los hombres, que por tu cuerpo no tienes derecho a que te quieran realmente. Cada vez que te miras al espejo sufres, y hay días que sientes que nada te queda bien: ni el peinado, ni la ropa, ni el maquillaje… ¡Nada! Sufres por ponerte ropa diferente a la que te gustaría ponerte, y sientes en el fondo de tu corazón que no eres bonita, y si otras personas te dicen que lo eres, simplemente crees que te lo dicen para que no te sientas mal. Encima te comparas con la belleza de tu hermana, o tu amiga, o de otras mujeres. Vives queriendo ser lo que otras son, sin darte cuenta que en eso se te va la vida.

Está claro que para que comiences a vivir de verdad tienes que aceptarte y respetar lo que eres, si aplicas las seis estrategias que quiero enseñarte en este artículo día a día, poco a poco irás terminando con tus complejos y podrás comenzar a estar conforme con lo que eres, subir la autoestima. ¡Vamos a avanzar para que aprendas a quererte! ¡Comencemos!

Antes de mencionarte las seis estrategias quiero que escuches el caso de mi amiga Marta, y cómo logró finalmente superar sus complejos. ¡Ella estuvo cinco años totalmente acomplejada!

Recuerdo que ella se veía gorda cuando se miraba al espejo y sufría mucho por ello, además era bajita. Recuerdo con qué dolor pronunciaba “no soy como debería ser”.

Marta, era una chica perfectamente capaz, pero sus complejos la tenían con la autoestima por los suelos. Recuerdo que ninguna ropa que se ponía a su juico la quedaba bien, y cuando la decíamos “Marta, tu eres bonita”, porque realmente lo era, ella pensaba que lo decíamos para consolarla. Para nosotros era bonita porque no sólo vemos su cuerpo, vemos a “Marta”, en todos sus aspectos. Pero ella no; ella solamente se veía como aquello que no la gustaba de sí misma (que visión más pobre ¿verdad?). ¿Es que no era capaz de ver algo más en ella misma que esos kilos de más o su estatura? ¡Qué va! A Marta no la importaban sus talentos, no la importaba que sus amigos la quisiéramos, no la importaba ser una buena persona; sólo la importaban sus kilos de más y sus centímetros de menos.´

Recuerdo que mi amigo Jorge estaba interesado en ella, y ella estaba interesada también en Jorge, ¡pero jamás estuvieron juntos! ¿Por qué?: porque Marta estaba convencida de ser tan fea y pensaba tanto en sus complejos, que nunca se dio el derecho a si misma de gustar a un hombre, no se dio el derecho a ser querida… ¡Cuánto sufrí al ver que era su propia obsesión por sus complejos la que hacía que no pudiera ser feliz en la vida! ¡No podía disfrutar de la vida y de la compañía de un hombre o de los amigos!

Vivía para comparar sus defectos con las virtudes de sus amigas, y de todas las mujeres. Yo veía que la vida de mi querida amiga Marta se iba poco a poco… porque todo para ella consistía en querer ser lo que otras eran…

Yo por aquel entonces estaba aún estudiando los fenómenos de la baja autoestima de las mujeres, y caí en la cuenta: “¡Claro, a Marta lo que más la duele no es su defecto, es la convicción que tiene de que los demás no perciben otra cosa en ella, y está segura de que las otras personas solo verán en ella sus defectos!”

Por fortuna, ella pasó la primera fase de “no intento nada para solucionar mi problema porque es inútil”, y al fin, se dio cuenta de que era una mujer, un ser humano, y no iba a vivir una vida de amargura, frustraciones e insatisfacción por sus complejos; así que me dijo: “Cristóbal, ahora sí que voy a poner ganas para superar mis complejos, ¿por dónde debo empezar?”. Y yo le dije: “Marta, aquí tienes seis estrategias que te ayudarán a superar tus complejos poco a poco. ¡Una cosa! aplícalas todas a la vez día tras día, si no, no te funcionará” “No te preocupes Cristóbal, lo menos que puedo hacer es intentar ser mejor persona y subir la autoestima.

Aquí tienes las seis estrategias para que puedas sacarlas el mismo provecho que mi amiga Marta:

  1. Observa a las demás mujeres: Observa los defectos de otras mujeres, y mira cómo éstos no las impiden vivir libremente. Obsérvalas, intentando comprender cómo ellas viven día a día con sus defectos, y no tratan de ocultarlos a cualquier precio. Esa libertad que observas en otras mujeres que también tienen defectos, no es fruto del azar, no es que ellas tengan suerte de no sentirse acomplejadas, no… Es fruto de su actitud. Observa su actitud y proponte hacer lo mismo. Basta de justificarte, si ellas pueden, tu también. Recuerdo que Marta tenía una hermana mayor que ella ¡que medía un metro con cuarenta centímetros! Ver a su hermana feliz e incluso divertirse a costa de su enana estatura, la ayudó mucho a comprender que el físico no es tan importante.
  2. Habla con alguien de tus complejos: Aislarte a causa de tus complejos, hace que aun los alimentes más. Si hablas sobre tus complejos con alguien los vas a debilitar. Y si esta otra persona te dice que también tiene complejos, ESCÚCHALA, no te encierres en ti misma pensando “qué sabrá esta persona de complejos, no tiene ni idea de lo paralizada que me siento por los míos”. ¿De qué te sirven tu irritación y retraimiento? ¡Háblale a alguien sobre tus complejos! ¡verás cómo te ayuda!
  3. Escucha a los demás cuando te dicen algo positivo: Las que están muy acomplejadas suelen pensar cuando alguien les dice algo bueno de sí mismas: “Sí, muy bien esto que me dicen, pero no me sirve de nada porque mi insatisfacción proviene de mi misma”. Te aseguro que te será beneficioso en los momentos que te sientas superada por tus complejos recordarte a ti misma opiniones positivas que otros te hayan dicho alguna vez.
  4. ¡Muy importante! Lucha contra tu paranoia del complejo: No querida amiga, no todos tus fracasos provienen de esos defectos que tanto te acomplejan. No todo aquel que te mira está observando tus puntos débiles. Date cuenta de que a veces sientes tus complejos con tanta intensidad, que les atribuyes todas tus dificultades, y esto, a veces puede ser hasta una postura muy cómoda ¿no crees?
  5. Intenta vivir la experiencia de afrontar tus complejos: Este es el mejor método para eliminar progresivamente tus complejos. Sométete poco a poco, gradualmente, a aquellas situaciones que te produzcan algo de vergüenza. No digo que si tienes un enorme complejo de pronto te plantes en bikini, sé que es difícil. Recuerdo que Marta comenzó por dejar de ponerse unos zapatos que elevaban su estatura. Las primeras horas de ese día se sintió algo mal, pero a la noche me llamó por teléfono y me dijo: “Hoy me he quitado las plataformas, he mostrado mi verdadera estatura, ¿y sabes qué? no ha sido para tanto”. Si nunca te enfrentas a tus defectos, nunca los superarás. Prográmate un plan progresivo. A Marta la funcionó.
  6. Presta mucha atención a esto: “Amplía la mirada que tienes de ti misma”: Es decir, procura no centrarte solamente en aquello que te falta. ¡Recuérdate que eres algo más que un montón de defectos! Tienes que trabajar cada día en verte como un conjunto de elementos, ampliar tu campo de visión sobre ti misma ¿o es que solamente eres un cacho de carne? No te limites a tus debilidades, carencias o defectos. No solamente eres tu complejo, no te permitas hacerte el daño de creerlo.

Para acabar quiero que te hagas una pregunta: ¿Cuál de estos dos tipos de persona soy?:

¿Aquella que lee estos consejos, y piensa: “no es tan fácil”, y nunca intenta nada por cambiar y subir la autoestima? ¿O aquella que dice: “no es fácil, pero mi obligación conmigo misma es concentrarme en hacer aquellas cosas que me ayudarán a ser una mujer más libre, más contenta conmigo misma, y más feliz, porque no puedo seguir así”, e intentar subir la autoestima de una vez por todas?

Durante el transcurso de mi trato con mujeres acomplejadas me he dado cuenta de  una cosa: puedo proporcionar las herramientas para subir la autoestima de una persona, pero lo que no puedo hacer por ella es “hacerlo yo”; lo único que no puedo hacer por ti es tomar la decisión de que pongas remedio a tus complejos.

Tienes dos opciones: “esto no es nada fácil, no voy a intentarlo y sigo igual de infeliz que siempre” o “no puedo seguir así, voy a demostrarme a mi misma que no he perdido las ganas de mejorar” Porque si no te quedan ni las ganas… ¿Qué te queda?

Amiga, aquello que no te gusta de ti no se sitúa en tu corazón, en tu esencia. Es sólo un defecto que no se merece la sobredimensión que tu imaginación le da, ni el disimulo que te impone tu vergüenza. ¡Actúa y comienza a subir la autoestima!

Espero de corazón haberte ayudado e inspirado a tomar acción. Déjame tu comentario, háblame de tu proceso de superación de tus complejos y de las dificultas con las que te encuentras a la hora de aplicar estas seis estrategias y subir la autoestima. Quiero hablar contigo, que me cuentes para poder ayudarte. Voy a estar contestando personalmente todos tus comentarios.

Gracias por tu atención

Cristóbal Tobal

About these ads

Acerca de bajaautoestima1

Baja Autoestima | Mejorar la Autoestima | Subir la Autoestima
Esta entrada fue publicada en Subir la Autoestima y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Seis Poderosas Estrategias Para Terminar Con Tus Complejos y Subir la Autoestima

  1. maribel dijo:

    Gracias te agradezco muccho que hayas publicado este articulo lo lei en el momento que mas necesitaba. Jamas permitire que nada me dañe, me siento mas que un trozo de carne, me siento un ser especial gracias a ti y a papito Dios. Vivire para ser feliz!!!!!

    • ¡Hola Maribel!

      ¡Esa es la actitud! Me siento conmovido por tu comentario pues veo en él una determinación a ser feliz.

      Ese es el principal secreto: La determinación de vivir para elegir ser felices.

      Entendiste algo esencial que es que: Tú eres la responsable de elegir cómo reaccionas ante los acontecimientos externos, tú, como ser especial y único, tienes el poder de interpretar desde tu interior todos los sucesos y a ti misma.

      ¡Claro que eres más que un trozo de carne! Me alegro enormemente de que hayas ampliado la mirada que tienes de ti misma. ¡Sigue por este camino y la vida te traerá gratas sorpresas!

      Y recuerda, cualquier cosa que necesites no dudes en escribirme en cualquier momento. Siempre estaré gustoso de ayudarte en todo lo posible a elevar tu autoestima.

      ¡Saludos!

      Cristóbal T.

  2. damitha dijo:

    es buena la historia y a mi me ocurria algo parecido pero lo supere :)

    • ¡Felicidades por tu superación Damitha!

      Sirves de ejemplo para todas aquellas personas que aún se ven acomplejadas, cualquier otro aporte será siempre bien recibido.

      ¡Saludos!

      Cristóbal T.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s